By Immanuel

Diez eminentes academicos de diferentes paises hacen una reflexion seria sobre l. a. estructuracion de las ciencias sociales y los angeles solucion de problemas como: l. a. jerarquia entre pasado y presente, entre universalismo y particularismo, entre enfoques ideograficos y nomoteticos, multiculturalismo, interdisciplinariedad, proliferacion confusa de programas universitarios de investigacion, escasez de recursos, implicaciones politicas, and so on. Con el proposito de extender los angeles discusion a los angeles mayor parte de ambitos universitarios, asi como sensibilizar al Estado y a las instituciones oficiales y privadas para el desarrollo de investigaciones sociales altmente redituables en l. a. vida publica.

Show description

Read Online or Download Abrir las ciencias sociales. Informe de la Comision Gulbenkian para la reestructuracion de las ciencias sociales PDF

Best literatura y ficcion books

Como mantener a raya a la plebe (Spanish Edition)

Otra serie de entrevistas realizadas por David Barsamian sobre temas de actualidad: Tensiones globales; libre comercio y capital internacional; atencion a los angeles salud; el fascismo y l. a. estructura corporativa; China, comercio y derechos humanos; regulate de armas y pena de muerte, entre ellos.

El estilo literario de Marx

Los angeles economía como categoría lingüística según la
postulación de Martinet, o sea los angeles búsqueda perma­
nente de equilibrio entre las necesidades comunica­
tivas por una parte y los angeles inercia de los angeles memoria y la
inercia articulatoria por los angeles otra, es adoptada aqui' para
llevar a cabo un replanteamiento estilfstico de los angeles obra
de Marx en su dimensión literaria.
Después de emplazar los orígenes literarios de Marx y
destacar su arraigada y profunda formación clásica,
decisiva para l. a. consolidación de su estilo como escri­
tor, Silva aísla los rasgos básicos que detienen su fi­
sonomía literaria e intelectual: los angeles grguitectónica de la
ciencia, expresión estructural de l. a. obra en su con­
junto, y l. a. dialéctica de los angeles expresión o expresión de la
dialéctica, aspecto tal vez el basic de su por­
tentosa construcción. El cerco que asi' establece en
torno a ella propicia el advenimiento de un lector
familiarizado con el ámbito common de los angeles literatura.
Esta nueva actitud lectora enriquece el nivel herme­
néutico sobre un i:¿rp¿s científico cuyas ramifica­
ciones crecen con el tiempo y del cual las más recien­
tes indagaciones lingüísticas, sobre todo las estruc­
turalistas, ponen cada vez más de manifiesto su
compleja simplicidad; recordemos que ya Althusser
destaca a Marx como “el primer lector de su siglo",
posición que el autor de este estudio corrobora y tien­
de a consolidar.
Este nuevo enfoque establece un necesario deslinde
en l. a. interpretación de lo que en Marx es metáfora y
aquello que es explicación teórica. Ludovico Silva, al
proponer una lectura estilística de Marx, contribuye a
enmendar los errores de "lectura" cometidos por la
cr|'tica tradicional, que entiende expresiones ancilares
como "reflejo", “superestructura" zero religión en su
acepción de teoría, cuando no son sino metáfora. La
estricta separación de ambos aspectos confiere a este
ensayo un carácter de manifiesta originalidad en la
bibliografía analítica marxista y al mismo tiempo ha­
ce a crecer el nivel de intelección en que l. a. obra del
autor de El capital será leída.

Extra info for Abrir las ciencias sociales. Informe de la Comision Gulbenkian para la reestructuracion de las ciencias sociales

Example text

En los últimos años los críticos han denunciado severamente los fracasos y las inadecuaciones de las ciencias sociales en esa búsqueda. Las críticas más extremas han insinuado que la universalidad es un objetivo inalcanzable, pero la mayoría de los científi­ cos sociales todavía cree que es un objetivo plausible y digno de perseguir a pesar de que hasta ahora las ciencias sociales han sido parroquiales en un grado inaceptable. Algunos podrían argumentar que las críticas recientemente formuladas por grupos antes excluidos, incluso del mundo de la ciencia social, están creando las condiciones que harán posible el verdadero universalismo.

Ahora podemos ver retrospectivamente que la apuesta a que las ciencias sociales nomotéticas eran capaces de producir conocimiento universal era real­ mente muy arriesgada. Porque a diferencia del mun­ do natural definido por las ciencias naturales, el dominio de las ciencias sociales no sólo es un domi­ nio en que el objeto de estudio incluye a los propios investigadores sino que es un dominio en el que las personas estudiadas pueden dialogar o discutir en varías formas con esos investigadores.

En términos de las categorías de la experiencia europea, encontraban dos tipos más bien diferentes de pueblos y de estructuras sociales. Había pueblos que vivían en grupos relativamente pequeños, que no tenían archivos ni documentos escritos, que no pare­ cían participar en un sistema religioso de gran alcan­ ce geográfico y que eran militarmente débiles en relación con la tecnología europea. Para describir a esos pueblos se utilizaban términos genéricos: en inglés generalmente se les llamaba “tribus”; en otras lenguas podía llamárseles “razas” (aunque este térmi­ no más tarde fue abandonado debido a la confusión con el otro uso del término “raza”, con referencia a agrupamientos bastante grandes de seres humanos con base en el color de la piel y otros atributos biológicos).

Download PDF sample

Rated 4.13 of 5 – based on 41 votes