By Cornelio Tácito; José L. Moralejo (ed.)

Show description

Read Online or Download Anales. Libros I-VI PDF

Similar literatura y ficcion books

Como mantener a raya a la plebe (Spanish Edition)

Otra serie de entrevistas realizadas por David Barsamian sobre temas de actualidad: Tensiones globales; libre comercio y capital internacional; atencion a l. a. salud; el fascismo y los angeles estructura corporativa; China, comercio y derechos humanos; keep watch over de armas y pena de muerte, entre ellos.

El estilo literario de Marx

Los angeles economía como categoría lingüística según la
postulación de Martinet, o sea l. a. búsqueda perma­
nente de equilibrio entre las necesidades comunica­
tivas por una parte y l. a. inercia de l. a. memoria y la
inercia articulatoria por los angeles otra, es adoptada aqui' para
llevar a cabo un replanteamiento estilfstico de l. a. obra
de Marx en su dimensión literaria.
Después de emplazar los orígenes literarios de Marx y
destacar su arraigada y profunda formación clásica,
decisiva para l. a. consolidación de su estilo como escri­
tor, Silva aísla los rasgos básicos que detienen su fi­
sonomía literaria e intelectual: l. a. grguitectónica de la
ciencia, expresión estructural de los angeles obra en su con­
junto, y los angeles dialéctica de l. a. expresión o expresión de la
dialéctica, aspecto tal vez el primary de su por­
tentosa construcción. El cerco que asi' establece en
torno a ella propicia el advenimiento de un lector
familiarizado con el ámbito common de los angeles literatura.
Esta nueva actitud lectora enriquece el nivel herme­
néutico sobre un i:¿rp¿s científico cuyas ramifica­
ciones crecen con el tiempo y del cual las más recien­
tes indagaciones lingüísticas, sobre todo las estruc­
turalistas, ponen cada vez más de manifiesto su
compleja simplicidad; recordemos que ya Althusser
destaca a Marx como “el primer lector de su siglo",
posición que el autor de este estudio corrobora y tien­
de a consolidar.
Este nuevo enfoque establece un necesario deslinde
en los angeles interpretación de lo que en Marx es metáfora y
aquello que es explicación teórica. Ludovico Silva, al
proponer una lectura estilística de Marx, contribuye a
enmendar los errores de "lectura" cometidos por la
cr|'tica tradicional, que entiende expresiones ancilares
como "reflejo", “superestructura" zero religión en su
acepción de teoría, cuando no son sino metáfora. La
estricta separación de ambos aspectos confiere a este
ensayo un carácter de manifiesta originalidad en la
bibliografía analítica marxista y al mismo tiempo ha­
ce a crecer el nivel de intelección en que los angeles obra del
autor de El capital será leída.

Additional resources for Anales. Libros I-VI

Sample text

Tacit, Annals, llibres l-II, Barcelona, 1930. M. Dolç, P, C. Tácit, Annals, ilibres III-IV, Barcelona, 1965; llibres V-XI, 1967; ¡libres ΧΙΙ-ΧΠΙ, 1968; llibres XIV-XVI, 1970. Entre otras ediciones de menor actualidad merece citarse, por su comentario, la de H. F u rn e a u x , H. F. P e lh a m y C. D. , Oxford, 1907-1916. 68 Véase supra, nota 59. 36 ANALES B) T radu ccion es : Entre las castellanas completas producidas en el fervor tacitista de nuestro Siglo de Oro pueden men­ cionarse las de Manuel Sueyro (Amberes, 1613) m, Bal­ tasar Álamos y Barrientos (Tácito Español, Madrid, 1614)70 y Carlos Coloma (Douai, 1629) 71, Esta última, tradicionalmente muy alabada, ha conocido hasta la actualidad numerosas reimpresiones.

LIBRO I 59 aún mayores. Pero los senadores, que no tenían miedo sino de que pareciera que entendían, se deshacían en quejas, en lágrimas, en ruegos; tendían sus manos a los dioses, a la efigie de Augusto, a las rodillas de Ti­ berio, cuando él ordenó traer y leer un cierto memo­ rial. Se contenían en el mismo el inventario de los recursos públicos, el número de ciudadanos y de alia­ dos que estaban sobre las armas, la relación de flotas, de reinos y de provincias, los impuestos y rentas, los gastos necesarios y los donativos.

A 4 d. ) cubre toda la época de crisis de la repú­ blica y consolidación del principado, en cuyos orígenes desem­ peñó numerosos cargos a pesar de sus antecedentes republica­ nos. Fue orador notable y poeta, protector y amigo de Virgilio, que le dedica la famosa Égloga IV, aparte otras numerosas alu­ siones. Se le tiene por fundador de la primera biblioteca pública de Roma. LIBRO I 61 tenían capacidad para el mismo y además lo ambicio­ naban, había dicho que Marco Lépido60 era capaz pero que no tenía interés, Asinio Galo lo ambicionaba pero no estaba a la altura, Lucio Arruncio no era indigno y, si se le daba la ocasión, lo intentaría.

Download PDF sample

Rated 4.31 of 5 – based on 47 votes